La cuarta revolución industrial o la revolución 4.0 ha puesto a la industria en hora punta de tecnología y con ello, a los mandos de su público. Mucho se han acortado las distancias entre la fabricación y el consumidor final en la era de internet. El branding, las conversaciones de ida y vuelta con las audiencias y la venta directa son tres nuevos objetivos de la industria de un país que sí existe y está muy, pero que muy viva.

Somos la embajadora de Grupo AVALCO y Pinturas Blatem. Con ellos, nos hemos atrevido a campañas de comunicación industrial que construyen puentes entre la línea de producción y el consumidor, sin miedo y con determinación.