La tecnología se ha colado en todos los ámbitos de nuestra sociedad hasta el punto de poner en duda si es en sí misma un medio o un fin. Pocas cosas no sabemos hoy en día en este sector a que no es necesario poner en valor, porque se vende solo. Tener visibilidad como compañía tecnológica es más una cuestión contributiva, «aquí estoy y voy a ayudar a transformar tu negocio», que de márketing.

Somos La embajadora de BeLike Software, donde disfrutamos muchísimo difundiendo y apoyando su podcast y desayunos de La Revolución 4.0. También echamos una mano al ITI, que hace un trabajo formidable con sus asociados.